Pasantía en Pantanos de Villa

Joaquín Hermoza tiene 23 años, estudia Sociología y participa del Programa de Pasantía en Gestión Pública y Conservación de Humedales 2022-I. Actualmente, como más de 50 estudiantes universitarios de Lima, colabora con la oficina de Ciudadanía de la Autoridad Municipal de Los Pantanos de Villa y, junto a su grupo, está trabajando en un artículo sobre la Comisión Consultiva de los Niños Guardianes. Esta es su experiencia.

Por: Luis Francisco Palomino

¿Cómo valorarías esta pasantía? ¿Cómo se complementa esta vivencia con lo aprendido en las aulas?

Lo primero que me gustó de la pasantía ha sido la experiencia en temas relacionados a mi carrera, la gestión pública y la conservación. He aprendido desde un nivel íntimo, respecto a mis relaciones interpersonales, hasta un nivel profesional.

Soy estudiante de sociología, carrera con un enfoque bastante teórico a pesar de ser una ciencia humana. Nosotros llevamos diversos cursos, pero pocas veces ahondamos en los aspectos prácticos de estos. El ser parte de una institución pública como PROHVILLA me da un mejor entendimiento de cómo funciona la gestión pública, así como cuestiones como la conservación de un área natural protegida, por ejemplo, me permite hacer trabajo de campo y entender el trato con poblaciones por medio de los trabajos que se realizan en la Zona de Reglamentación Especial.

También me agradó bastante las relaciones entabladas en el área de ciudadanía, tanto con mis compañeros como con los coordinadores que siempre tuvieron disposición para enseñarnos.

¿Podrías contar algún momento que represente esas relaciones con tus compañeros como con los coordinadores del área de Ciudadanía? ¿Alguna anécdota? ¿Algo bonito o memorable?

Creo que en cada actividad realizada se puede apreciar lo verdaderamente fuerte que era el equipo, cada uno apoyándose, incluso, en ocasiones, quedándonos hasta altas horas de la noche en la oficina para preparar material y demás tan solo por el hecho de que todo saliera bien. Por parte de los coordinadores sentimos un apoyo tremendo, muy considerados con nuestras situaciones en caso de que alguno estudie o trabaje y no pudiera cumplir con alguna actividad. Sobre todo, nos alegró lo genuinamente agradecidos que son con cada apoyo que les brindamos. Siempre estuvieron atentos de enseñarnos, de proporcionarnos capacitaciones en temas de interés e incluso de saber cómo nos va y si estamos bien. La parte humana la tienen muy clara y siento que ese nivel de comprensión permite que el área de Ciudadanía sea en general una experiencia increíble para los pasantes.

Podría mencionar como anécdota el cumpleaños de una de las pasantes, Sofía Haro. Teníamos varias actividades como el monitoreo participativo con un colegio para ese día; aun así, cuando nos reunimos para ello, el equipo había preparado un almuerzo con pollito a la brasa para celebrar el cumpleaños de Sofía, integrante de nuestro grupo. Experiencias como esas nos demuestran el fuerte lazo en el grupo y sobre todo el aprecio y el vínculo genuino que se tiene en el área de Ciudadanía.

¿Qué has aprendido sobre Pantanos de Villa?

No conocía el lugar en absoluto, no sabía ni en dónde quedaba y creía que era como un zoológico. Pero cuando empecé la pasantía me empapé de conocimiento respecto a lo que era Pantanos de Villa, la ZRE, qué era un humedal, un sitio Ramsar, las distintas especies de flora y fauna, hasta el nombre de varias aves o los puntos en los recorridos y sobre todo de la importancia del área para la ciudad.

He tenido la oportunidad de acompañar al equipo de investigación en monitoreos de aves, calidad de agua y distintas cuestiones que me permitieron aprender más del Área Natural Protegida y me quedé asombrado con la cantidad de vida que se conserva aquí. En lo personal, Pantanos es como una burbuja donde escapo de todos los estreses de la vida moderna de una capital como la limeña. Es un espacio que tiene tantos beneficios para nuestra vida y la de tantas especies de animales y vegetación, un lugar en el que -en mi opinión- se debería hacer mucho más énfasis: las personas deben valorarlo, pero sobre todo las autoridades para que puedan tenerlo siempre cuidado.

Me ha encantado todo lo que he podido aprender sobre este lugar.

¿Cómo te gustaría ver Pantanos de Villa en el futuro?

Me gustaría ver en un futuro que Pantanos de Villa sea mucho más conocido, que no solo los amantes de las aves o los biólogos tengan interés en el lugar sino también escolares, universitarios y el público en general.

Todo esto ha contribuido a que Pantanos se convierta en uno de mis espacios preferidos. Se ha creado un sentimiento de pertenencia con el lugar y hoy la tarea de apoyar en su conservación no la percibo como un trabajo sino como algo que disfruto.

Si te encuentras en los últimos años de estudio o eres recién egresado, podrás sumarte a la Pasantía en Gestión Pública y Conservación de Humedales 2022-II. Pronto la información será comunicada a través de nuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *